ENTrE TiNieblas por Matthew Ruiz-Jones

 esqueletos 2

PARTE II DEL CUENTO EL SÓTANO. Entre tinieblas

-Hemos tenido una pesadilla horrible.
-¡Jo! Y que lo digas…
-A veeeer, ¿qué habéis soñado?-preguntó su padre.

Juan y Eva eran hermanos. Dos hermanos, contentos en la vida… o por lo menos creían tener razones para estarlo…
El caso es que tuvieron un sueño, que les cambió la vida. Y no he dicho para bien, ¿eh?

-Pues en el sueño, bajamos por las escaleras que dan a la planta baja de casa, y fuimos al salón.-contestó Eva.-Y… estabais vosotros… Tú y mamá, y…
-¿Y qué?-preguntó su padre.

-Y estabais muertos.-repuso Eva rápidamente.

-Aaaay. Ven aquí, que ya pasó, bueno, que no pasó, o sea que pasó en el sueño, pero que no pasó de verdad, pero digo que ya pasó para que te…

-Papáaaa… tranquilo… que te enrollas… -le interrumpió Eva.

-Eva continuó: -Y después no sabíamos que hacer así que deambulamos por la casa y fuimos al sótano…

-Uuuuy… me ha dado un escalofrió… –dijo su padre.

Eva continuó: -En el sótano había en la pared una mancha de sangre. Nos acercamos a ella y nos cogió una garra de un lobo gigante, atravesando la pared y nos llevó a un pasillo de color verde hospital, horrible por cierto, fantástico para ´´Halloween“. Allí no controlábamos nuestro cuerpo y había una bruja diciendo que éramos los últimos niños que quedaban y que nos iba a hacer algo mucho peor que a los demás.

-¡Joé! Y Juan, ¿tú que has soñado?- preguntó el padre.

-¡Lo mismo!-gritaron los dos niños a coro.

-¡No me digas!¡Por Dios que raro!-repuso el padre

***
-Jajajajajajajajajaja. Niños estúpidos…
-Mírales… Y se creen que están ahí en su casita… despiertos…

***

Eva y Juan se dirigieron a la cocina para hacerse el desayuno, pero dijo Juan:
-¿Porqué no vamos a dar una vuelta por la calle?
Al principio Eva pensó que Juan estaba diciendo otra tontería de las suyas, pero su mente cambió de opinión justo cuando iba a hablar. No sabían lo que estaban haciendo…

-Vale… bueno… –vaciló Eva.
-Si.-dijo esta vez decisivamente.
-Si.-dijo Juan.
Era como si alguien les estaría controlando, como en el sueño aquel de la bruja… Solo que eso era un sueño y esto la realidad.¿No?

<>

Los dos se dirigieron hacia la puerta de casa. Cuando salieron por ella atravesaron un círculo con un espiral dentro de su circunferencia…

…Todo era negro. Era de noche donde se habían tele-transportado los niños. Tinieblas…
Ya habían pasado la fase REM. En la guarida de la bruja se podía comprobar. Ya no estaban en el sueño, de vida normal en el que les había atrapado la bruja, para confundirlos. No soñaban ya. La bruja les había controlado en el sueño para guiarles hasta otra… otra dimensión… Entre tinieblas…

<>

Los niños se quedaron en la dimensión aquella de tinieblas, cosa peor que la muerte; ya que nunca vieron la luz del día, y el miedo en esa dimensión no se superaba, si no que cada vez se hacía mayor. Así que tampoco pudieron dormir por el miedo.

<>

Al final los niños se acostumbraron al no dormir y a siempre estar despiertos, lo que el resto de la humanidad no hacía…

  esqueletos 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: