El Debate

GR8CAOKCAXKCA5J0VI8CAGT2I9KCA274DEACA4NDV4CCA67O8WNCAZRQZX5CAZ6WP03CAS96XWRCAB49BRLCA4XG9DQCA1C0V5JCA8PEMX8CABQEPIPCAP0T838CAHBMZLQCAEYLCH9CAWFVE3FCAGENUN3

El debate es un diálogo formal, de carácter argumentativo, en el que dos o más personas exponen su parecer sobre un determinado tema. El tema del debate debe ser potencialmente polémico, para que resulte posible la confrontación de opiniones.

En los debates cobra gran importancia la argumentación, a la que han de acudir los participantes para defender su punto de vista.

Entre los participantes en un debate destaca la figura del moderador, que, entre otras funciones, se encarga de controlar el turno de intervenciones y ceder la palabra a cada interlocutor, así como de procurar que los participantes se centren en el tema prefijado y expongan sus opiniones respetuosamente.

El desarrollo del debate ofrece, por lo general, la siguiente estructura:

  • Introducción. En ella el moderador presenta a los participantes y expone el tema que se va a debatir. Ejemplo:  “Nos acompañan hoy María Fernández y Claudio Lozano, dos expertos en el tema de la inmigración, en el que se va a centrar nuestro debate.
  • Exposición inicial. Cada participante enuncia su postura acerca del tema.
  • Discusión. Es la parte central del debate, en la que los interlocutores confrontan y argumentan sus opiniones.
  • Conclusión. Cada participante sintetiza su postura, que puede coincidir con la inicial o haberse visto modificada.
  • Despedida. Corre a cargo del moderador, que resume las opiniones expresadas y pone fin al debate.

Al conversar o participar en un debate, se deben expresar las propias opiniones procurando no herir la sensibilidad o las creencias de los interlocutores.

Para introducir nuestra opinión en un diálogo hay algunas fórmulas apropiadas que sirven para matizar los comentarios, insistiendo en el carácter subjetivo de las afirmaciones. Ejemplos:

  • En mi opinión…, A mi modo de ver…, Desde mi punto de vista…

Cuando haya que contraponer una opinión a la formulada por otro interlocutor, se pueden emplear algunas expresiones que contribuyen a atenuar la discrepancia, como las siguientes:

  • Estoy en parte de acuerdo contigo, pero…; Lamento no coincidir con la opinión de…

Preparar un debate

Un debate se estructura alrededor de una discusión que tiene lugar ante un grupo, en donde dos personas dialogan sobre un tema específico fijado con antelación, y siguiendo un esquema previsto. La organización y el desarrollo del debate dependen en gran parte de la función del moderador, que dirige las intervenciones, da los turnos de palabra, saca conclusiones generales, etc. Los participantes han de ser especialistas en el tema que tratan, pues se pretende que el grupo oyente obtenga información actualizada de las opiniones o puntos de vista que sean relevantes. En los debates, la información o los datos expuestos pueden proceder de fuentes distintas, basta con que sean completos y claros, y que estén reforzados con conceptos e ideas que hagan reflexionar a la audiencia sobre el tema. En un debate es básico conocer las diferentes técnicas de dinámica de grupos, pues al final de este se debe propiciar un turno de preguntas seguido de una discusión organizada en la que pueda intervenir el público libremente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: